Maria Montessori

Maria Montessori fue uno de los grandes genios del siglo XX. Se dedicó vocacionalmente al estudio del desarrollo de los niños y, a partir de la práctica y de la observación, elaboró un modelo pedagógico que se basa en un profundo respeto hacia el niño. Comprendió que la educación consistía en preparar un ambiente adecuado y acompañar de forma respetuosa a los niños para que se desarrollasen desplegando todo su potencial de aprendizaje autónomo. Los resultados de este modelo educativo han sido contundentes y se han verificado en diversos países y culturas a lo largo del pasado siglo, así como en los actuales resultados obtenidos por investigadores en el campo de la Neurociencia.

Fue una mujer adelantada a su tiempo. Su vida quedó marcada por un trabajo extraordinario que alcanzó una difusión planetaria. Tras formarse inicialmente como ingeniera, fue la segunda mujer italiana que estudió Medicina, tras lo que se doctoró en filosofía y antropología. Su método se oficializó en Italia entre 1924 y 1934. En 1936 el fascismo prohibió este modelo pedagógico. Viajó por diversos países y se crearon asociaciones Montessori y escuelas por todo el mundo. A lo largo de su vida publicó 24 libros y diseñó cientos de materiales de desarrollo. Recibió diversos reconocimientos a su trabajo, como Doctora Honoris Causa por las universidades de Ámsterdam, Roma y Chicago. También fue nominada en tres ocasiones para el Premio Nobel de la Paz, recibió la Legión de Honor Francesa y el Premio Mundial Pestalozzi de Suiza. Además, la nombraron Ciudadana de Honor en Ancona, Perugia y Milán. A lo largo de su vida inspiró a y trabajó con contemporáneos suyos en quienes dejó una huella, tales como Gandhi, Tagore, Graham Bell, Sigmud y Ana Freud, Piaget y Thomas Edison.