Blog

¡¡Y llegó el verano!!

¡Cuesta creer que ya terminó el curso! Sin duda, este año ha estado lleno de aprendizaje y diversión, retos y puntos de inflexión, amor y risas. Ha sido un placer y una alegría seguir a los niños y niñas a lo largo de todo el año, y guiarlos en su desarrollo. Si pensamos en los últimos meses, resulta un contraste total ver ahora a los niños y niñas en su ambiente.

Hay muchísimos momentos especiales que comparten entre ellos cada día. Por supuesto, no podemos narrar aquí todos ellos, ¡pero vamos a compartir algunos con vosotros!

 

 

Abril – a un niño de 3 años se le derramó un cuenco con lentejas secas en el suelo. Antes de que pudiera él mismo recogerlo, cinco niños vinieron a ayudarle con escobas y recogedores, y gateando por el suelo para recoger hasta la última lenteja.

 

Mayo – casi cada día durante 3 semanas, un grupo de niñas de entre 3 y 5 años se adueñaron del trabajo de doblar la colada por las mañanas y llevaban orgullosas el encargo a Comunidad Infantil.

 

Junio – por la mañana, un niño de 4 años se está preparando para ponerse las zapatillas y cuando llega su amigo a la puerta, para lo que está haciendo y le saluda con un abrazo, diciendo: “te quiero, te quiero, te quiero.”

 

Junio – un niño de 5 años se encontró un pájaro herido en el patio. Le colocamos en un lugar seguro para que descansara y de pronto había 10 niños corriendo de un lado al otro del patio en busca de agua y comida para el pajarito, trayendo hormigas y hojas para ayudarle a sobrevivir. Fueron testigos de cómo poco a poco recuperaba su energía y comenzó a dar saltitos entre los conejos. Vieron a su madre y otros pájaros familiares revoloteando a su alrededor y finalmente se quedaron satisfechos al ver que el pajarito iba a estar bien.

 

Junio – un niño de 4 años vio cómo un niño de 3 años pegaba a una niña. El niño de cuatro años se acercó a ellos antes de que pudiera llegar el adulto y, más o menos, hizo el mismo discurso que haría un adulto normalmente en esta situación. “He visto que la has pegado. ¿Por qué has hecho eso? ¿A ti te gusta que te peguen? No, bueno, pues entonces tampoco tú deberías pegar. Tienes que usar las palabras. Ella entiende tus palabras.” El niño de 3 años escuchó atentamente y después cada uno siguió con lo suyo.

 

Junio – dos niñas de tres años pidieron agua para limpiar la casita de madera del patio con unos cepillos. Estuvieron frotando la casita durante 25 minutos, mientras charlaban y bailaban y disfrutaban de su mutua compañía.

 

Estas son sólo algunas muestras del desarrollo de las habilidades sociales en Casa de Niños. Es maravilloso ver cómo colaboran entre ellos, cómo aprenden de la experiencia y de las consecuencias naturales, cómo se ayudan unos a otros, se concentran, muestran empatía, y sienten orgullo de sí mismos sin necesidad de buscar la aprobación de los demás. Estas características fundamentales continuarán guiándoles a lo largo de toda su vida.

EL ENTOMÓLOGO NOS VISITA: EL MEJOR CIERRE DE CURSO

El último viernes de clase recibimos una visita muy interesante para todos los niños y niñas, tanto de Casa de Niños como de Comunidad Infantil. Nos visitó un entomólogo para compartir con los niños y niñas su experiencia y el trabajo que lleva a cabo con insectos. Los niños y niñas tuvieron la oportunidad de ver insectos raros y curiosos y aprender sobre sus vidas de manos de un experto.

Es maravilloso ver cómo todos y todas observaban atentamente y escuchaban las palabras de Antonio. Manos valientes y curiosas se acercaban para sentir cómo un enorme  insecto palo o un insecto hoja les hacen cosquillas con sus largas patas.

 

Y así despedimos las clases hasta septiembre.

Pronto publicaremos una entrada con nuestra especial fiesta de fin de curso. ¡No os la perdáis!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *