Blog, Cursos y Talleres

Marta Prada es madre, Guía Montessori de Comunidad Infantil y Guía AMI de Casa de Niños. Además, está formada como asesora de lactancia, educadora de masaje infantil, profesora de yoga para niños y educadora de familias de Disciplina Positiva. Es autora de dos libros: Cuentos Montessori para crecer felices, dirigido a los niños y niñas, y Educar en la felicidad: Montessori en el hogar de la teoría a la práctica, dirigido a padres y madres.

Marta Prada. Pequefelicidad

Difunde la filosofía Montessori a través de su blog Pequefelicidad y de sus rutas por toda España, en las que ofrece cursos intensivos de cómo establecer Montessori en casa, además de talleres sobre Disciplina Positiva en el hogar, dirigidos a padres, madres, estudiantes o cualquier persona interesada.

El próximo sábado 13 de abril podremos disfrutar de un curso intensivo impartido por ella en Galápagos International Montessori School. El horario será de 10.00h a 15.00h y de 16.30h a 19.30h, y el precio es 85€.

Para conocer un poco mejor a Marta y su labor, hablamos con ella:

Marta, cuéntanos un poco sobre ti, tu recorrido.

Fui madre hace ya casi seis años y la maternidad transformó mi camino. Decidí reorientarme, cambié mis prioridades y mi forma de entender la educación. Mi hijo ha sido mi gran maestro de vida. Gracias a él llegué a Montessori. Me formé como guía de Comunidad Infantil y después como guía AMI de Casa de Niños. Llevamos más de tres años viajando difundiendo una educación consciente con nuestra ruta de talleres Montessori. He podido conocer muchos proyectos, escuelas, familias, educadores y muchos niños, que me han ayudado a seguir creciendo.

En este tiempo he publicado dos libros: Cuentos Montessori para crecer felices y Educar en la felicidad, que acaba de salir a la venta.

Cuentos Montessori para crecer felices

He ido formándome en este tiempo en otros aspectos importantes para mí sobre la infancia como asesora de lactancia, educadora de masaje infantil, profesora de yoga para niños, Comunicación No Violenta y educadora de familias de Disciplina Positiva.

¿Por qué Montessori? ¿Cómo te iniciaste en este modelo pedagógico y qué fue lo que más te atrajo?

Porque es el único método que parte del conocimiento científico de la naturaleza del ser humano, porque es sentido común, porque da el protagonismo al niño que merece, porque le devuelve la dignidad, porque el mundo sería más compasivo y amable si todos pisásemos conscientes de la huella que queremos dejar en el mundo.

Lo que más me llamó siempre la atención fue la mirada hacia el niño, una mirada pura, sin prejuicios. Hay confianza, hay respeto, hay amor y esos son los ingredientes de una autoestima sana y una personalidad integrada. La primera etapa es decisiva para el ser humano.

Háblanos sobre el taller que vas a dar en Granada, y a quién va dirigido.

Es un taller vivencial, lleno de dinámicas, para mirar dentro de nosotros. A veces educamos dentro de unos esquemas preconcebidos que no tienen en cuenta a los niños. Queremos salir de ellos, pero no sabemos cómo llevarlo a la práctica. De ahí surgió la necesidad de llevar Montessori a las familias de una forma presencial, donde pudiesen tener un acercamiento más real y consciente sobre cómo aplicar esta filosofía en el hogar haciendo frente a la presión del entorno, a la hiperexigencia de nuestra sociedad, al ritmo frenético del día a día…

Talleres de Marta Prada.

En el taller hacemos dinámicas que nos ayudan a comprendernos a nosotros mismos y a nuestros hijos, vemos de una forma práctica cómo poner límites sin perder la libertad que los niños tienen como seres humanos, como educar sin gritos, castigos ni amenazas…

En otra parte del taller vemos el ambiente preparado. ¿Cómo preparar un hogar que fomente la autoestima y autonomía de los niños? Todo con ideas prácticas, amenas y sencillas y con mucha inspiración sobre el área de vida práctica integrada en el hogar. ¿Cómo hacer partícipes a los niños del día a día para que sientan que son uno más en la familia?

El taller dura 8 horas, por la tarde vemos de una manera global, con dinámicas, experimentación y ejemplos el área sensorial, cómo aprenden a leer y escribir y su primera toma de contacto con el mundo de las matemáticas.

Talleres de Marta Prada.

La idea es que cualquier persona que acuda al taller tenga una visión global sobre Montessori para comenzar a integrarlo en sus vidas. Al taller suelen acudir padres, madres, educadores, estudiantes… Puede acudir cualquier persona que quiera un acompañamiento respetuoso para los niños.

¿Qué te llevó a escribir un libro de cuentos Montessori, y qué nos puedes contar sobre esto?

En casa siempre nos faltaba el libro apropiado al final del día y siempre había querido tener un libro que nos pudiese acompañar en cada momento. Además, pensé en dar una pequeña luz sobre cada tema a los padres y madres a la vez que acompañaba a los niños con cuentos. Era todo un proyecto que me apetecía muchísimo, porque yo misma quería tener un libro así.

El libro recoge 15 temas. En cada uno de ellos hay un texto de acompañamiento para los padres y un cuento para los niños desde una perspectiva sincera, realista, sencilla y cálida. Los niños tienen el protagonismo que merecen en los cuentos: amor, rabietas, sueño, alimentación, autonomía, errores, conflictos, miedos, frustración, la pérdida, la llegada de un hermanito, la angustia de separación, gracia y cortesía… Hay diferentes temas que acompañarán en las familias.

Ahora acabo de publicar un libro para padres y madres llamado “Educar en la felicidad. Montessori en el hogar: de la teoría a la práctica”. Es un libro para bucear dentro de nosotros, para adquirir consciencia, conocimiento, herramientas, ideas, ejemplos prácticos para el día a día con niños. Ha sido toda una aventura escribirlo: muchos meses sintetizando y organizando ideas y haciendo fotos. Creo que el resultado es un libro-guía precioso que acompañará a las familias siempre que lo necesiten.

Educar en la felicidad. Montessori En el hogar.

¿Qué es para ti la educación? ¿Cuáles son los valores fundamentales sobre los que crees debe asentarse una escuela?

Bonita pregunta. La educación es la vida misma. No podemos separarla de ella. Creo que precisamente concebir la educación como algo ajeno a la vida es lo que hace que muchos niños lleguen a la adultez inseguros, incapaces de tomar decisiones o de perseguir sus sueños sin miedos. Tenemos que educar para la vida.

Una escuela debe tener como protagonista al niño. La escuela debe ser el lugar concebido por y para los niños. Los niños tienen que ir felices a la escuela. Bajo mi criterio, si el niño puede aprender con una sonrisa es señal de que la escuela está haciendo un buen trabajo.

Foto de Marta Rivera Fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.